martes, 5 de junio de 2012

Romper la ignorancia (AMLO es el camino)


Romper la ignorancia
(AMLO es el camino)

Por Sergio Lugo.
Promotor cultural y articulista de Taxco.
Tantos mitos y mentiras que se dicen sobre López Obrador, simplemente porque representa un proyecto de Nación distinto a los demás candidatos y partidos.
Basta con haber visto el debate para constatar que Vázquez Mota, Peña Nieto y Quadri coinciden en la privatización de PEMEX y otras empresas paraestatales como la energía eléctrica.
La diferencia de quien es querido por los estudiantes y de quien es repudiado.
Ellos representan al neo-liberalismo que consiste en privatizar todo: empresas, educación, salud, etc. Estos políticos ven al gobierno como una empresa privada, simplemente para hacer negocios.
Escribo este texto porque hace poco mi joven amiga que vive en Chihuahua me preguntó preocupada que si era verdad que Andrés Manuel quiere instaurar el Comunismo en México, le respondí que no, -aunque yo soy comunista estoy con López Obrador-.
Le expliqué a mi compañera que el tabasqueño no es comunista, él no rompe con el capitalismo, pero sí con el neo-liberalismo, el cual concentra las riquezas en unas cuantas manos, por medio de monopolios privados.
Ejemplo: Televisa y TV Azteca concentran el mayor porcentaje en canales de televisión y no permiten que tengan competencia. Carlos Slim concentra un alto porcentaje en telefonía. Entre ellos existe una guerra sucia porque no se dejan tener competidores, llegando al extremo de que dichas televisoras han denostado al gobierno de Aguirre en Guerrero solo por acercarse a Slim.
En su proyecto AMLO propone “Se democratizarán los medios de comunicación… Si Carlos Slim como cualquier otro ciudadano quiere tener un canal de televisión, no tendrá problemas porque queremos que no solo haya dos televisoras que acaparen toda la audiencia sino 10, 20, las que sean técnicamente posibles.
Los mismos corruptos de siempre.
De la misma forma si Emilia Azcárraga, Ricardo Salinas Pliego o cualquier otro empresario desea participar en telefonía, podrá hacerlo porque no debe haber bajo ninguna consideración monopolios”.
Continué explicándole a mi amiga que AMLO no se ha acercado a Chávez o Castro, al contrario él ve como ejemplos a seguir a Lázaro Cárdenas y Benito Juárez.
En el gobierno del General Lázaro Cárdenas se apoyó la educación pública mediante la creación de escuelas Normales para profesores y el IPN “el Politécnico” para los científicos.
Con la expropiación petrolera, el oro negro pasó a manos del pueblo mexicano, desgraciadamente desde que se instauró el neo-liberalismo con Miguel De la Madrid en 1982 hasta Calderón no ha le han invertido en el mantenimiento de sus máquinas e instalaciones, buscando con ese pretexto privatizarlo y devolverlo al extranjero.
En el epílogo de su libro “La cabeza de la hidra”, Carlos Fuentes escribió en 1978 “como la hidra el petróleo nace multiplicado de una sola cabeza cortada. Semen oscuro de una tierra de esperanzas y traiciones parejas, fecunda los reinos de la Malinche bajo las voces mudas de los astros y sus presagios nocturnos”.
El PAN nació porque se opuso a esa política de Cárdenas, teniendo como antecedente a los “Cristeros” y la Unión Nacional Sinarquista, el PAN buscó la eliminación del artículo 3* Constitucional que promovía una educación laica y gratuita.
El PAN pugnó por escuelas privadas católicas y no científicas, se ligó a grupos de ultra-derecha como el MURO y El Yunque quienes admiraban a las Falanges de Francisco Franco y a los Nazis porque odiaban a los judíos y masones.
El MURO. Foto: Armando Lenin Salgado.
Los que no profesamos ninguna religión, estamos de acuerdo en que en México haya una plena libertad de cultos y que el monopolio no lo tenga la Iglesia católica, bienvenido el Islam, los anglicanos, los budistas, etc. Y cualquier raza, todos somos iguales.
El poco ideal democrático del PAN se desvaneció cuando legitimaron el triunfo de Carlos Salinas en 1988 para que a cambio se privatizaran las empresas públicas, ahí participó Diego Fernández de Cevallos. En 2006 con Calderón se hizo lo mismo.
Andrés Manuel admira a Benito Juárez, esa es la esencia de su proyecto: la República, la cual separaba los intereses económicos de la Iglesia y los asuntos del Estado. Había austeridad en los gastos gubernamentales y se apoyó la libertad de expresión.
Como antecedente se tiene la Revolución de Ayutla, en Guerrero, iniciada el 1 de marzo de 1854 donde Juan Álvarez y los liberales llamaban a derrotar al dictador López de Santa Ana.
Esa “alteza serenísima” regaló más de la mitad de nuestro territorio a EUA, además de imponer impuestos a ventanas, perros, coches, caballos y le encantaron las fiestas de lujo: “Es Santa sin ser mujer, es rey sin cetro real, es hombre más no cabal, y sultán al parecer”. López Obrador ha expresado que el regreso del PRI sería como el regreso de Santa Ana.
Continuando ya como Presidente Benito Juárez tuvo que enfrentar la invasión francesa, derrotándolos el 5 de mayo de 1862 con Ignacio Zaragoza al frente, para luego resistir a Maximiliano.
El europeo fue traído a México por parte del clero católico y los conservadores para que gobernara como emperador. Juárez anduvo defendiendo su Presidencia legítima en una carreta por todo el país, hasta el fusilamiento de Maximiliano el 19 de junio de 1867.
La grandeza de Juárez es haber resistido al imperio extranjero y los conservadores –apodados cangrejos porque caminaban y veían para atrás con su ideología- y restaurar la República mexicana.
“Mirando el cielo estrellado nos dejó Francia maldita. El mexicano ha quedado cantando la palomita”.
López Obrador al igual que Juárez, recorrió el país desde el 2006 con su “presidencia legítima”, su escudo es el águila juarista. En cada pueblo lo conocen y lo quieren, él no necesita guardaespaldas y vallas para abrazar a la gente.
AMLO explica que con la Independencia fue la 1* República, con el triunfo juarista la 2*, con la Revolución la 3* y debemos ir por la 4*.
Acerca del PRI, le expliqué a mi joven amiga, y esto va para todos los jóvenes que votarán por primera vez, que no se dejen engañar por un rostro con gel, su pasado es negro.
El PRI de López Mateos traicionó y asesinó al campesino Rubén Jaramillo junto con su esposa embarazada. El PRI de Díaz Ordaz asesinó a miles de jóvenes estudiantes el 2 de octubre de 1968.
El Bazukazo a la preparatoria 1 en 1968. Foto: Armando Lenin Salgado.
El PRI de Luís Echeverría asesinó a cientos de jóvenes estudiantes el 10 de junio de 1971 y a campesinos seguidores de Genaro Vázquez en Guerrero. Mi amigo Armando Lenin Salgado tomó fotos de ellos y lo relata en su libro “Una vida de guerra”, él fue torturado.
El PRI de Rubén Figueroa y Acosta Chaparro asesinó a cientos de jóvenes y campesinos amigos del profesor Lucio Cabañas en Guerrero, mandando al ejército a exterminarlos.
Los ideales de “Los cuatro puntos” de la A.C.N.R. y del “Partido de los Pobres” siguen vigentes en nuestras mentes en Guerrero.
Los Halcones golpeadores el 10 de junio de 1971. Foto: Armando Lenin Salgado.
El PRI de Peña Nieto y Fox en 2006 golpearon a campesinos y violaron mujeres en San Salvador Atenco.
El PRI junto con los diputados del PAN aprobó el FOBAPROA que convirtió una deuda privada de banqueros a una pública, luego de una crisis económica, de las que solo el tricolor sabe hacer.
Cuando veo a Peña Nieto en la televisión, no le creo, porque recuerdo aJuan Ruiz de Alarcón cuando escribió: “Y aquí verás cuando dañosa es la mentira; y verá el Senado que en la boca del que mentir acostumbra, esla verdad sospechosa”.
A los jóvenes les recomiendo el libro “La muerte de Artemio Cruz” deCarlos Fuentes y traten de comparar al revolucionario Cruz con lo que es el PRI: demagogia, traición.
Profesor Genaro Vázquez Rojas. Foto: Armando Lenin Salgado.
AMLO no es un mesías, por eso lo apoyan Elena Poniatowska, Juan Ramón De la Fuente, María Rojo, Ana de la Reguera, Demián y Bruno Bichir, Paco Taibo II, Vanessa Bauche, Damián Alcázar, Tiaré Scanda, Susana Zabaleta, Luis Mandoki. www.amlo.si
Me fascina el Rock y por eso aprovecho la visita a México de mis ídolos cuyas canciones me remiten a López Obrador:
En el disco magistral “Abbey Road” de The Beatles, Paul McCartney canta: “Y al final, el amor que hiciste es el mismo amor que recibiste”.