viernes, 22 de marzo de 2013

La escuela de la opulencia y el cinismo (De la profesora Gordillo)


La escuela de la opulencia y el cinismo
(De la profesora Gordillo)

Por Sergio Lugo. Publicado el 4 de marzo en la revista “Con Taxco”.

El acto de Enrique Peña Nieto de encarcelar a Elba Esther Gordillo, es simplemente una alternativa para legitimarse en el poder de la Presidencia de México. Quien no conoce el Pasado, ignora el Presente, ya que Carlos Salinas de Gortari hizo lo mismo con Joaquín Hernández Galicia (alias La Quina).

La última cena de la escuela.
La última cena de la escuela.
Al inicio de su mandato como “Presidente”, luego del fraude electoral de 1988, Carlos Salinas, pretendió hacer creer a los mexicanos y al mundo que al encarcelar al entonces líder petrolero “La Quina” –señalado por corrupto- hacía un acto “democrático” por el bien de la Patria.

Sin embargo, ese fue un acto legitimador, porque Salinas quería desviar la atención luego del descarado robo electoral a Cuauhtémoc Cárdenas por parte del PRI, Salinas se quiso erigir como el mártir de la Democracia, ante un líder anciano, diezmado, y sobre todo que no había apoyado a Salinas en las elecciones.

Según el libro “Tragicomedia Mexicana III” del guerrerense José Agustín, el líder petrolero “La Quina” desde el PRI, no apoyaba la pre-candidatura a la Presidencia de Salinas, y mandó a imprimir una especie de folleto donde se acusaba a los hermanos Carlos y Raúl Salinas de haber matado a su sirvienta durante su infancia.

Cuando De la Madrid dio el dedazo a Salinas para sucederlo, entonces “La Quina” se dice, apoyó al entonces candidato del Frente Democrático Nacional FDN –luego PRD en 1989-: Cuauhtémoc Cárdenas, y lo mismo hicieron miles de obreros petroleros.

Eso enfureció a Salinas, y ya estando en el poder, primero para “legitimarse” y segundo para “vengarse”, encarceló a ese líder petrolero condenado por la opinión pública como “corrupto”, los medios legales no importaban, se aplicaba la fuerza del Estado, esto es se aplicaba la Ley, sin importar aplicar la “Justicia”.

En 2013 sucede algo similar entre Peña Nieto y Gordillo, luego de unos comicios llenos de irregularidades, en los que por medio de la manipulación de la televisión, Peña Nieto se sienta Presidente, necesitaba un oxígeno a su gobierno cuestionado, la salida era encarcelar a una líder magisterial odiada por los ciudadanos, los cargos que se le imputan no importa, es solo cuestión de ponerla en prisión.

Aunque hay defensores de “los derechos humanos y la dignidad” de Elba Esther Gordillo como el columnista de El Universal  Ricardo Alemán –ver su columna “Itinerario Político” del domingo 3 de marzo- en donde irracionalmente pretender hacer caer en víctima a la profesora. Ninguna persona en su sano juicio pretenderá enaltecer y defender la vida pública y privada de Gordillo.

Una mujer que luego de venir de una cuna humilde en Chiapas, se volvió tan soberbia que se creía invencible, pasando por los lujos en que vivía como una reina, sin importarle el nivel decrépito de los niños estudiantes de México, y de los salarios raquíticos de varios profesores de primaria del país, a varios les pretendió regalar las “Hummer”.

Calderón se tardó y nunca encarceló a ningún narcotraficante para legitimarse en la Presidencia, le faltaron agallas. A Peña Nieto le sobraron excusas e hizo caso a sus asesores dinosaurios, como pudo ser Emilio Chuayffet Chemor quien se hizo enemigo de Gordillo al pelearse por ella la coordinación de la bancada de los diputados del PRI, de la legislatura del 2003 al 2006. Chuayffet es el Secretario de Educación de Peña Nieto, o sea, el de la “Reforma Educativa” que movilizó a Gordillo.

En el periodo de Carlos Salinas también para legitimarse quitó al corrupto Carlos Jongitud Barrios el liderazgo del Sindicato de Maestros SNTE e impuso a Elba Esther Gordillo a su conveniencia, desde entonces ella se supo manejar entre el poder.

La "maestra" Gordillo y el "Director" de la escuela Carlos Salinas.
La “maestra” Gordillo y el “Director” de la escuela Carlos Salinas.
El 9 de septiembre del 2010 publiqué en “La Jornada Guerrero” mi artículo “Oscurantismo político”http://redsocialclub.wordpress.com/2010/09/09/376/#respond donde narro cómo la Gordillo después de un ritual en Nigeria a ella le untan las vísceras y testículos de un león para que ella tuviera poder – al poco tiempo le habla el recién Presidente Zedillo- de ahí continúa su ascendencia en el poder hasta Calderón.

La información está basada en el libro “Los brujos del poder” del periodista José Gil Olmos. Según narran los testigos, la Gordillo se volvió muy influyente con los políticos, pero un brujo le advirtió que perdería lo que más quería, y así sucedió al poco tiempo murió su nieto preferido de la “maestra”.

Recuerdo que hace un par de años vino Elba Esther Gordillo a Taxco, yo estuve parado al lado de ella en el zócalo, yo escuchaba y miraba con atención a un saxofonista que tocaba Jazz abajo del quiosco, él vendía sus discos, la Gordillo se acercó, se paró al lado mío, compró un CD, ella venía con otros señores de edad avanzada a quienes les decía “profesores”, había niños, no vi guardaespaldas. Según testigos vendedores de platerías del centro, la maestra gastó más de $ 50 mil pesos en regalos de plata.

Lo preocupante de Peña Nieto es que ha demostrado la fuerza del Estado, que es capaz de encarcelar a líderes tan poderosos como Gordillo, con tal de permanecer en la Presidencia. Si eso lo hizo contra una mujer millonaria e influyente, ¿qué hará contra los simples ciudadanos como nosotros que nos atrevemos a criticarlo?, la señal es clara: No te metas con Peña, no critiques al PRI, porque en el caso de Gordillo le tocó “encierro”, pero a otros les puede suceder “destierro” y unos más “entierro”.

En un reportaje de El Universal del domingo 3 de marzo de Julio Aguilar titulado “El lujo seduce a líderes obreros”, narra cómo desde principios del PRI los dirigentes de sindicatos han vivido con opulencia, sin importarles “la luchas de clases” en franca contradicción al estilo de vida de los obreros a quienes se dicen defender, resaltan de todos ellos, en la actualidad, el líder de los petroleros: Carlos Romero Deschamps y su costosa vida, junto a su hija Paulina, a su hijo José Carlos le regaló un auto Ferrari. Es Senador plurinominal del PRI.

Lo mismo sucede con Joel Ayala Almeida Presidente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE). También es Senador plurinominal del PRI.

Otro caso es el de Víctor Flores Morales, líder de los ferrocarrileros, que según Julio Aguilar, en 2007 le regaló a varias diputadas aretes de diamantes, además es conocido por usar su reloj de bolsillo que cuelga de una cadena de oro.

Isaías González Cueva es Secretario General de la CROC del PRI desde 1970, actualmente es Senador de Baja California Sur por el PRI. Armando Neyra Chávez es dirigente de la CTM en el Estado de México, también es Senador plurinominal del PRI.

Emilio Gamboa Patrón, es el líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares CNOP fundada en 1943, es parte de la estructura del PRI. Él fue secretario particular del Presidente De la Madrid, actualmente es el coordinador de los Senadores del PRI y dirige la “tele-bancada”, esto es los intereses de Televisa y TV Azteca.

El que de plano da risa por su altanería y prejuicio de clase es al actual líder de la CTM (heredero de Fidel Velázquez y la Guera Rodríguez Alcaine) Don Joaquín Gamboa Pascoe a quien le fascinan los coches Mercedes Benz. En 1988 –cuenta El Universal- que le preguntaron si no consideraba un insulto que un líder obrero usara coches de lujo, a lo que respondió: -“Que porque los trabajadores están jodidos, ¿yo también debo estarlo?”. Luego reviró: -“A mí nunca me verán con huaraches”. Joaquín Gamboa Pascoe también fue Diputado Federal y Senador por el PRI.

¿Qué hará Peña Nieto con todos estos líderes también que estudiaron en la escuela de la opulencia y el cinismo? Creo que nada, simplemente porque todos ellos lo apoyaron para que se impusiera en la Presidencia. El error de la Gordillo fue haberse creído más poderosa. En México no se aplica “Justicia”, solo la “Ley” del Poder.

Este es el nuevo PRI democrático de Peña Nieto ¿Tú le crees?, yo tampoco.www.redsocialclub.wordpress.com