domingo, 26 de mayo de 2013

El ojo de Alan Parsons

  El ojo de Alan Parsons
Por: Sergio Lugo*.
“Por mi propia cuenta, nunca he tenido un pensamiento que no pudiese trasladar en palabras, con aún más distinción que como lo había concebido. Sin embargo hay una clase de idea de exquisita delicadez que no son pensamientos, y para los cuales me ha sido imposible adaptarlos al lenguaje. Estas ideas emergen del alma, pero raramente, sólo en épocas de intensa tranquilidad, cuando la salud física y mental son perfectas, y es en aquellos instantes en el tiempo cuando los confines del mundo despierto se mezclan con el mundo de los sueños. Y así que capturé esta idea, donde todo lo que vemos o es visto, es sólo un sueño, dentro de un sueño”: A Dream Within A Dream.
El album dedicado a Edgar Allan Poe en 1976.
El album dedicado a Edgar Allan Poe en 1976.
Al hablar de Alan Parsons es necesario  mencionar su trayectoria: su Proyecto, en donde reunió a varios músicos para grabar sus diferentes álbumes, tales como Ian Bairson, Lenny Zakatek, David Paton y sobre todo el genio Eric Woolson.
Parsons creó álbumes inspirados y dedicados a eminencias de la humanidad, como “Tales of mystery and imagination” de 1976 sobre el escritor Edgar Allan Poe, incluyendo una canción bajo el nombre de “The Raven” el cuento quizá más famoso.
El álbum “I robot” de 1977, es sobre el científico Issac Asimov donde incluye la canción del mismo nombre del disco. El álbum “Gaudí” de 1987, está dedicado al arquitecto catalán Antonio Gaudí, contiene una canción llamada “La sagrada familia”, como la obra del arquitecto. El álbum “Eva” de 1979 es un homenaje a todas las mujeres del mundo. El álbum más famoso de la banda “Eye in the sky” de 1982, tiene como portada un ojo, el cual está tomado de la cultura egipcia y otras culturas previas, se trata de la pupila universal del poder superior que vigila las acciones de la humanidad, esto también se encuentra como símbolo en la fraternidad masónica, se manifiestan en muchos templos religiosos.
Las letras de sus álbumes son de un contenido filosófico, ejemplo están “Time”, “Old and wise”, las narraciones de Orson Welles, “To one in paradiese”, “Children of the moon”, “Ammonia Avenue”, es imposible mencionar todos sus álbumes.
Los arreglos de orquesta se pueden escuchar en “The fall of the house of Usher” –instrumental- en casi la mitad del disco de Poe. La potencia del Rock y la guitarra en “I wouldn´t want to be like you”, “Psychobbable”, “Sirius- con “Eye in the Sky”, “The turn of a friendly card parte 1” – en especial “Snake eyes”-, “Games people play”, “Prime time”.
El sello característico de los teclados de Parsons se descubre en “I robot” y en las vanguardistas “Pipeline”, “Mammagamma”. Las baladas se incluyen en “Dont answer me” y “Dont let it show”. La música de la Banda es fina, progresiva y reflexiva.
“El jefe”, como lo llaman sus músicos a Parsons, resalta en la grabación de sus discos  y lo espectacular para dirigir sus presentaciones en vivo junto con sus teclados y sintetizadores, creando un Rock electrónico de una dimensión muy alta, junto con su Banda  –la cual no siempre son los mismos artistas-. En su reciente line-up recomiendo escuchar al guitarrista Alastair Greene.
Lo sorprendente de Parsons es que transporta a la atmósfera de sus discos: en el de Poe: es enigmático; en el de Assimov: con más tecnología; el de Gaudí: el diseño es audaz; el del ojo egipcio: es ancestral; el de la portada de los naipes te demuestra lo mundano.
Por todo lo anterior, el ojo de Alan Parsons es Arte e imaginación. La banda se presentará en México, el 15 de mayo en el Auditorio Plaza Condesa –se cambió del Auditorio Blackberry-; el 16 de mayo en Auditorio Luis Elizondo de Monterrey y el 17 de mayo en el Auditorio TELMEX de Guadalajara.
El ojo de Alan Parsons en 1982.
El ojo de Alan Parsons en 1982.
“Sombras de sombras que pasan. Estamos en 1831 y como siempre, estoy absorto con un pensamiento delicado. Sobre cómo la poesía tiene sensaciones indefinidas, para cuyo fin la música es esencial. Como el entendimiento del dulce sonido es nuestro concepto más indefinido, la música, cuando se combina con una idea placentera, es poesía. La música sin una idea, es simplemente música. Sin la música, o una idea seductora, el color se palidece, el hombre se vuelve un cadáver, el hogar en catacumba y los muertos solamente por un momento: inmóviles”: The fall of the house of Usher. http://www.redocelotl.wordpress.com*Promotor cultural de Taxco